viernes, 15 de abril de 2016

Museo de América, 75 aniversario, una historia que contar


Ciclo de concentraciones por persecución sindical.

El Museo de América, expedienta a dos delegados sindicales de la CGT por no llevar un uniforme que jamás les ha suministrado.

Nuestros dos compañeros de la CGT únicamente reclaman que se cumpla el convenio colectivo y que los museos estatales suministren en forma y plazo los uniformes reglamentarios.

Una pregunta, antes de todo

¿Dónde están las partidas presupuestarias de 2014?

Para evitar mayor revuelo y lejos de atender las reivindicaciones de nuestros compañeros de la CGT, el Ministerio de Educación Cultura y Deporte opta por silenciar el conflicto de manera autoritaria. Instigado por la Dirección y Administración del Museo de América, emprenden una persecución sindical hacia los dos delegados con el fin de evitar el conflicto colectivo, una masiva desuniformidad por parte de los demás trabajadores afectados.

Ni la Directora del museo Concha García, ni el Administrador Javier Alcazar asumen su responsabilidad en este caso de persecución sindical, escondiéndose detrás del entramado burocrático de la Administración, mientras que en otros museos esta persecución sindical no existe.

La directora Concha García y el Administrador Javier Alcazar intentan lavarse las manos en un proceso que ellos mismos inician, y en el que vamos a llegar hasta el fondo depurando responsabilidades de supuesto abuso de poder y prevaricación.

Todo está claro, es evidente, dos cabezas de turco alentarán el desanimo a reclamar por parte de los demás trabajadores a que se cumpla el convenio colectivo.

“Muerto el perro, se acabó la rabia”, sanciones ejemplarizantes y desorbitadas borrarán de un plumazo una gestión pésima de la Administración.

¡Si señor! esto es España, aquí guardamos lo que expoliamos, en nuestro cortijo y que estos dos trabajadores incómodos e instigadores se vayan a comer chinas al río una temporada con sus familias.

La imparcialidad y el abuso de autoridad es notorio, los procesos sancionadores del Ministerio de Educación Cultura y Deporte rayan lo absurdo simplemente con el fin de tapar las miserias y no dejar entrever la pésima gestión y precariedad que existe en los museos Estatales, cunas del orgullo Español.

“Qué baje Pachacutec y lo vea, se podría explicar en Quechua pero no más claro”

MUSEO DE AMERICA, PERSECUCIÓN SINDICAL
CULTURA PRECARIA

No hay comentarios:

Publicar un comentario