lunes, 22 de enero de 2018

Museos Estatales la precariedad endémica.

            NOSOTRAS TRABAJAMOS, NOSOTRAS DECIDIMOS                                                                                                                   
La CGT  está con los paros de las trabajadoras,  con la ampliación de las plantillas de museos y a favor del complemento transitorio de productividad de 250 Euros,  pero discrepa básicamente en  la forma de negociación que se quiere establecer en un órgano no unitario y sin transparencia ninguna.
             
1.              La iniciativa de convocar paros surge desde abajo desde las propias trabajadoras no desde las plataformas sindicales, por el malestar que generan las condiciones laborales, que se concretan en dos inquietudes fundamentales, la falta de personal y la mejora salarial. Así, y tras un proceso de reflexión y elaboración colectiva, las trabajadoras nos dirigimos al Comité con ese mandato para que tramite los paros.

2.              En todo ese proceso, la CGT, comprendiendo la diversidad y las diferentes tradiciones que existen entre nosotras, apuesta por la unidad desde la base y también por la unidad sindical en lo concreto. Desde el Comité se tiene la iniciativa de añadir nuevos puntos en una plataforma reivindicativa más amplia, posición que aprobamos bajo la condición irrenunciable de que las trabajadoras que vamos a parar fuésemos informadas y consultadas, dando así legitimidad a los contenidos de las potenciales negociaciones, para lo que se acuerda una ronda de visitas por los Museos.

3.              La introducción del punto 4 de dicha plataforma suscita controversia y compromete un acuerdo pleno, ya que la CGT entiende que la subcomisión delegada del MECD es en la actualidad un espacio de decisión que no garantiza una composición representativa de las trabajadoras al sólo estar representados los sindicatos firmantes del Convenio con independencia de las militancias o preferencias expresadas por las trabajadoras en cada momento. Ante la relevancia de los temas que se propone dirimir en ese ámbito, planteamos tres alternativas sucesivas que son desoídas:

                  Que sea el Comité el interlocutor con la Administración respecto a los conflictos de este tipo que puedan presentarse en los Museos.

                  Presentar una batería de los casos que se están repitiendo en los Museos a la hora de aplicar nuestros derechos para solicitar en el marco de las propias negociaciones su aclaración e instrucciones precisas para administradoras o gerentes.

                  La supresión de ese punto en beneficio de la unidad entendiendo que existe acuerdo en lo fundamental.

La CGT, ante la falta de acuerdo:

1.               Recuerda que si el Comité no convocase los paros, las propias trabajadoras tenemos la capacidad de tomar la iniciativa de manera autónoma.

2.              Consideramos necesario que las demandas que vayan a ser tratadas en una hipotética mesa de negociación, sean públicas y aprobadas por las trabajadoras y que ese mandato sea el límite de la negociación.

3.              Que se acuerden unas líneas rojas de mínimos para llegar a un acuerdo que incluyan al menos las demandas originales y que cualquier desconvocatoria cuente con la aprobación previa de las trabajadoras.

4.                       Que se posibilite en aquellos centros de trabajo que así lo requieran, la elección de alguna compañera para el Comité de huelga para garantizar la transparencia de las negociaciones y el contacto directo con la realidad laboral.

En la CGT estamos por la unidad en la lucha, pero desde la transparencia y la acción directa de las trabajadoras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario